Recordando la épica de Frank Zappa 1977

Recordando la épica de Frank Zappa 1977

Like
81
0
viernes, 03 noviembre 2017
masterfm

Me perdí el nacimiento de una tradición: el éxtasis avanzado, el éxtasis instrumental, la improvisación de borde de acantilado y los improvisaciones teatrales improvisadas de los conciertos anuales de Frank Zappa en Halloween en la ciudad de Nueva York, en menos de una semana y una unidad de 90 minutos. El 5 de noviembre de 1974, vi a Zappa actuar por primera vez en Allentown, Pensilvania, en una sala de exhibición de ganado con corrientes de aire en el recinto ferial de Allentown. El compositor dirigía las Madres presentadas en el documento en vivo de ese año, Roxy & Elsewhere, y estaban bajo su firme dirección, a pesar de la difícil configuración y la acústica correspondiente, en una emocionante forma de entrenamiento militar.

RELACIONADO
 
David Fricke en Steely Dan, maldito, Dweezil Zappa’s Gigs con engranajes históricos
Recientes espectáculos de Nueva York demostraron que tres actos heredados aún tienen algo nuevo que decir
Seis días antes, Zappa celebró su primer Halloween en Nueva York -después de 1972 y 1973 en Passaic, Nueva Jersey y Chicago respectivamente- con espectáculos temprano y tarde de dos horas cada uno que establecieron la ciudad como el cuartel general de la noche traviesa de Zappa en mediados de los ochenta. El repertorio de esa noche en el ’74 abarcó toda su sinuosa historia en provocación e incisiva aventura, volviendo al salto de la calle: ¡Freak Out de 1966! – a través de la extensión de jazz de “Big Swifty” de 1972 de The Grand Wazoo y el acceso tortuoso del shock gráfico del ’74, Apostrophe (‘). Durante el segundo set, Zappa también tocó el botón de truco como tratamiento, llevando a Lance Loud, la aspirante a estrella del glam-rock y al ícono gay de la serie de televisión proto-realidad, An American Family, en el escenario para unirse a las travesuras vocales.

En 1977, después de tres años de Halloween en el Fieltro Forum, Zappa se trasladó a la atmósfera de estilo Fillmore East del Palladium (anteriormente la Academia de Música). También agregó espectáculos a la carrera: seis maratones en cuatro noches, con los dos últimos conciertos el 30 de octubre y el 31 en la marca de tres horas sin intermedio. Como Zappa le dijo a la multitud abarrotada y delirante a principios del día 31, presentando el falsete de helio de una madre original, la vocalista invitada Roy Estrada, en una “ópera glam-rock” sobre una máscara de goma sexualmente excitada: “No querrás tener un Halloween normal, ¿quieres? ¿Quieres lo mejor. Te mereces lo mejor. Vas a obtener lo mejor “.

Cuarenta años después (y casi un cuarto de siglo después de la muerte de Zappa en 1993), Zappa Family Trust ha lanzado “lo mejor”. Halloween 77: The Palladium, NYC (Zappa Records) es una caja de la era digital con los seis conciertos de introducción a los bises, empaquetada en una memoria USB empaquetada como una barra de chocolate y acompañada de una máscara Zappa y una descarada camiseta para entusiastas de la mascarada . Los no-completistas y aquellos con un presupuesto pueden obtener el clímax del compromiso en un set de tres CD, Halloween 77: 31 de octubre de 1977, con temas extra desde el 30 (incluyendo un raro desvío esa semana en el instrumental instrumental de Zappa “King Kong” “). “Al final de una actuación”, escribe el guitarrista Adrian Belew en sus notas, “recuerdo esa sensación de agotamiento feliz. No más para dar …”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *